Advertencia: Tus Hijos No Deberían Ir a la Universidad. Aquí el Porqué.

Tus hijos no deberían ir a la universidad

El consejo “ve a la universidad para que puedas obtener un buen trabajo” prepara a los jóvenes para vivir una vida mediocre.

La mayoría de los adolescentes que siguen este consejo terminan en un trabajo que odian, sin ganar suficiente dinero para ser tan felices como podrían ser.

¿Quieres eso para tus hijos?

¡De verdad espero que no!

En lugar de eso, los adolescentes deberían de trabajar en algo para lo que son buenos, y recibir buen entrenamiento financiero.

¿Por qué los padres aconsejan a sus hijos que vayan a la universidad?

Los padres aconsejan esto a sus hijos principalmente porque no quieren que sufran problemas financieros.

De acuerdo con debt.org, 340 millones de personas en Estados Unidos tienen algún tipo de deuda.

¡Casi toda la población del país!

Deuda Total Promedio por Generación (en USD)
Fuente: Debt.org

Además, la inflación constantemente nos ataca y se disparó hasta 6.21% en octubre del 2021. En 20 años, la inflación nunca fue tan alta.

Considerando estos hechos, sería normal esperar que los padres intenten ayudar a que sus hijos tengan éxito.

Pero, aunque las intenciones son buenas, el consejo “ve a la universidad para que puedas obtener un buen trabajo” es Basura con B mayúscula.

Permíteme explicarte por qué.

Por qué el consejo “ve a la universidad para que puedas obtener un buen trabajo” es malísimo

En una encuesta global realizada por Gallup, la prestigiada empresa de análisis de empresas descubrió que tan solo el 15% de los empleados a nivel mundial se encuentran satisfechos con sus trabajos.

¿Y qué pasa con el 85% restante?

¡El 85% restante odia su trabajo!

Yo no sé qué opines tú, pero yo creo que eso es bastante gente enojada.

Engagement del empleado a nivel mundial
Fuente: Gallup

Esta encuesta, en conjunto con la ley de los promedios, sugiere que, si aconsejas a tu hijo que vaya a la universidad para obtener un buen trabajo, él terminará siendo parte del 85% de los empleados que odian su trabajo.

Pero la satisfacción laboral no es la única razón para tirar por la ventana este consejo.

En 2020, el ingreso promedio anual de un graduado universitario con una licenciatura en Estados Unidos fue de $50,000 dólares.

Y aunque un alto ingreso anual no hace feliz a las personas, investigaciones dicen que el bienestar emocional incrementa cuando ganas más, teniendo un límite en $75,000 dólares al año. Por otra parte, la satisfacción en la vida personal de una persona sigue incrementando con ingresos mayores.

Nota: Aunque estas estadísticas están enfocadas en Estados Unidos, el argumento es más relevante en países latinoamericanos debido a que el ingreso anual promedio de alguien con licenciatura es dramáticamente menor. Y la relación ingresos / gastos es menos equitativa en los países de tercer mundo.

Ingreso anual promedio de un graduado de licenciatura vs. ingreso necesario para un bienestar emocional

También, un ingreso bajo exacerba el dolor emocional asociado con desgracias como el divorcio, la enfermedad y la soledad.

Así que el consejo “ve a la universidad para que puedas obtener un buen trabajo” prepara a tu hijo para obtener un trabajo que odiará y que no le permitirá ganar suficiente dinero para ser tan feliz como podría ser.

El mejor consejo para tus hijos

Tus hijos necesitan trabajar en algo que aman y para lo que son buenos. Y también deberían recibir entrenamiento acerca de cómo utilizar su dinero para obtener libertad financiera.

¿Por qué?

Primero, cuando alguien trabaja en algo que ama y para lo que es bueno, las probabilidades de ser destacado en ello incrementan dramáticamente, lo que a su vez incrementa también las probabilidades de tener éxito en el marco de la carrera profesional.

Nota: El consejo de trabajar en algo para lo que eres bueno viene directo del billonario Mark Cuban.

Segundo, si tus hijos aprenden las mejores formas de utilizar su dinero desde temprano en sus vidas, disminuirás las probabilidades de que cometan serios errores financieros.

En mi humilde pero acertada opinión, esos dos argumentos deberían ser suficientes para convencerte de que no recomiendes a tus hijos ir a la universidad. Pero tal vez necesitas un poco más de pruebas para terminar de convencerte.

Veamos algunos ejemplos reales.

Ejemplos de personas que han sido ayudadas por sus padres para trabajar en algo para lo que son buenos

Para inspirarte a tomar la mejor decisión al criar a tus hijos, te dejo algunos ejemplos de personas que recibieron apoyo de sus padres desde muy temprano en sus vidas para trabajar en algo para lo que son buenos.

Martin Garrix (DJ)

Lanzó su primera canción famosa, Animals, cuando tenía tan solo 17 años. Ahora, con 25 años, él tiene un valor neto de $30 millones de dólares.

En una entrevista para la revista GQ, Martin Garrix dijo que sus primeros fanáticos fueron sus padres. Dice que lo apoyaron aun y cuando sus primeras canciones eran muy malas. “Siempre me han apoyado y lo siguen haciendo”, también dijo.

Daniel Ricciardo (piloto F1)

Desde el 2011, Daniel Ricciardo ha sido un piloto de Fórmula 1. No tan exitoso como Lewis Hamilton, pero suficientemente exitoso como para mantenerse más de 10 años como piloto en uno de los deportes más competitivos en el planeta. Él tiene un valor neto de $50 millones de dólares.

En la serie de Netflix Formula 1: Drive to Survive, Daniel Ricciardo dice que su papá constantemente utilizaba las ganancias de su negocio para invertir en el talento al volante de Ricciardo.

Stephen King (escritor)

Él es un escritor muy destacado que tiene más de 60 novelas publicadas. Algunos de sus libros han sido adaptados a la pantalla grande. Tiene un valor neto de $500 millones de dólares.

De acuerdo con su autobiografía, Mientras Escribo, Stephen King recibió apoyo y ánimos para escribir de parte de su madre desde temprano en su vida.

Estos son tan solo algunos ejemplos que me vienen a la mente a la hora de escribir este artículo, pero encontrarás muchas historias como estas si analizas bien tus entornos.

Pero espera, no todos los adolescentes serán tan exitosos como los ejemplos que mencionas

Sé que estarás pensando: “No todas las personas que trabajan en algo que aman alcanzarán ese nivel de éxito.”

Y eso es verdad.

Pero piensa en esto:

Es cierto que solo una pequeña fracción de las personas que trabajan en algo que aman obtendrán un éxito rotundo, PERO ni una sola persona que trabaja en algo que odia alcanzará tan siquiera una pizca de éxito.

Si suprimes los talentos naturales de tu hijo, él nunca será la persona que tiene el potencial de ser.

Tus hijos deberían ir a la universidad si ellos así lo desean

No estoy en contra de que los niños vayan a la universidad; estoy en contra de que los padres obliguen a sus hijos a que lo hagan como el único camino para tener un estilo de vida decente.

Si tu hijo quiere ser doctor, deja que lo sea y apóyalo incondicionalmente.

Si tu hijo quiere ser abogado, deja que lo sea y apóyalo incondicionalmente.

Pero no suprimas sus talentos naturales porque ellos le permitirán vivir su vida al máximo.

Conclusión

Deja que tus hijos trabajen en algo que aman para que sean exitosos y felices.

Analízalos constante y cuidadosamente para que puedas reconocer sus talentos naturales. Así podrás empatarlos con la carrera correcta.

También, asegúrate de que reciban entrenamiento para usar su dinero inteligentemente. La palabra clave aquí es “entrenamiento”. Entrenar implica practicar, no solo aprender la teoría.

Tus hijos merecen ser felices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.