Tipos de Emprendedores: ¿Cuál Eres Tú?

Los dos tipos de emprendedores

Conocer los tipos de emprendedores que existen te ayudará a identificar tu perfil, para que posteriormente puedas sacar el máximo provecho de tus talentos naturales de emprendimiento.

Cuando eres un emprendedor que tiene un perfil en específico, pero tratas de comportarte como el emprendedor de un perfil totalmente diferente, entonces vas a pasarla mal. ¿Por qué? Porque de esa manera no operarías en base a tus talentos naturales, sino en base a tus debilidades. Y realmente lo mejor que puedes hacer para obtener los mejores resultados en tus proyectos de emprendimiento es operar en base a tus talentos naturales.

En este artículo conocerás los dos tipos de emprendedores que existen, cuáles son sus fortalezas y debilidades, y lo que puedes hacer para maximizar tus recursos.

¿Prefieres consumir este artículo en video?

He publicado este artículo sobre los tipos de emprendedores también en formato de video en YouTube. Puedes visualizarlo aquí.

Los dos tipos de emprendedores

Los dos tipos de emprendedores

Cuando se trata de emprendimiento, solo hay dos tipos de emprendedores: el alquimista y el productor.

Los dos son totalmente diferentes, y de hecho, ambos pueden funcionar mejor si trabajan en conjunto.

Hablemos en detalle de cada uno de ellos.

Tipo de emprendedor #1: El alquimista

El emprendedor alquimista

Características positivas del alquimista

El alquimista es el emprendedor visionario que convierte el plomo en oro.

El alquimista tiene la capacidad de ver una oportunidad de negocio donde las demás personas no son capaces de verlas.

El alquimista tiene mucha visión. Es un inventor. Un creativo por naturaleza. Es un artista empresarial.

Un buen ejemplo del alquimista es Jeff Bezos. Él combinó varios negocios simples (el comercio electrónico, el transporte, la tecnología, el autoservicio, y ahora también la manufactura), y los transformó en Amazon, una de las empresas más importantes de este planeta. Los alquimistas son capaces de ver ese tipo de ideas en su imaginación, mucho antes de que sean realidad.

Los alquimistas son creativos por naturaleza. Y por lo tanto, no les gusta seguir instrucciones. Odian la estructura. De hecho, trabajar en base a una estructura se entromete con su proceso creativo.

Características negativas del alquimista

El problema con los alquimistas es que se la pasan soñando. Se la pasan pensando en sus ideas brillantes y son distraídos. Eso los hace terriblemente incompetentes para ejecutar sus ideas.

Los alquimistas reciben un flujo de ideas brillantes, pero no saben cómo convertirlas en realidad. Y por lo mismo que son muy desordenados y tienen ideas difíciles de implementar, vuelven locos a los productores (el otro tipo de emprendedor).

Tipo de emprendedor #2: El productor

El emprendedor productor

Características positivas del productor

El productor es el emprendedor que se apega a sistemas, procedimientos, y siempre busca estructura.

El productor hace que las cosas sean predecibles en sus emprendimientos. Y debido a que se apegan a sistemas y rutinas, son excepcionalmente buenos para ejecutar. Tienen mucho empuje. Los productores son los que hacen que las cosas sucedan en una empresa. 

Características negativas del productor

Aunque los productores son excepcionalmente buenos para ejecutar, tienen una característica negativa que los pone en una terrible desventaja.

¿Cuál es esa característica?

Su problema radica en que carecen de ideas de negocio innovadoras que puedan generar resultados extraordinarios en una organización. Cuando hay únicamente productores en una empresa, el trabajo tiende a ser demasiado estructurado y aburrido.

Qué hacer si eres un emprendedor con perfil de alquimista

Qué hacer si eres alquimista

Para sacar el máximo provecho de tus talentos naturales de alquimista, algunas cosas que puedes hacer para complementar tus debilidades son las siguientes.

1. Asóciate con un emprendedor con perfil de productor

En su libro Rocket Fuel, el autor Gino Wickman habla de que las grandes empresas tienen una sociedad de dos personas que dirigen la organización. Una de esas dos personas es el visionario (en este caso el alquimista), y la segunda de esas dos personas es el integrador (en este caso el productor).

El visionario de una empresa es el que aporta las ideas, mientras que el integrador es el que se encarga de darle vida a esas ideas. 

De hecho, en su libro de Rocket Fuel, Gino Wickman pone de ejemplo a Disney.

Walt Disney era el visionario o alquimista que aportaba las ideas para la empresa, mientras que su hermano Roy Disney era el integrador o productor que le daba vida a las ideas de Walt.

De la misma forma, si tu eres un alquimista, una de las alternativas que tienes para darle vida a tus ideas es conseguir un socio productor.

2. Contrata gente con perfil de productor

Si ya tienes una empresa, aunque sea pequeña, una alternativa viable es la de contratar personal que tenga perfil de productor. Es decir, que tu secretaria, o que tu equipo de trabajo, tenga un perfil que los coloque en una posición para ejecutar con facilidad.

De esa manera, tú aportarás las ideas para tu empresa, mientras que tu personal se encargará de volver realidad tus ideas.

Qué hacer si eres un emprendedor con perfil de productor

Qué hacer si eres productor

Yo me considero un emprendedor con perfil de productor. Y aquí te compartiré algunas ideas que funcionan, y algunas que me han funcionado a mí en lo personal.

1. Consíguete un socio alquimista

Si eres muy bueno para ejecutar y materializar ideas de negocios, pero no tienes buenas ideas de negocios, entonces una buena alternativa es la de asociarse con un emprendedor que tenga perfil de alquimista.

De esta forma, cubres tus debilidades como generador de ideas innovadoras, porque tu socio alquimista las aporta, mientras que tú las materializas.

2. Compra y lee muchos libros

En lo personal, no me gusta tener socios, pero me encanta comprar y leer muchos libros.

De hecho, según mi historial de Amazon de este año, casi promedio la compra de un libro por día.

Yo compro muchos libros porque en ellos puedo encontrar ideas de negocios probadas para implementar inmediatamente. Es decir, los libros pueden servir como una fuente de ideas que sustituye de cierta forma la necesidad de un socio con perfil de alquimista.

Esto me recuerda que Mark Cuban, inversionista y dueño de los Mavericks de Dallas, alguna vez dijo que:

“Leo cada libro y revista que me es posible leer. Rayos, 3 dólares por una revista, 20 dólares por un libro. Una buena idea que ayude a atraer un cliente, o una solución, y se pagó a sí mismo muchas veces.”

3. Compra cursos y asiste a conferencias

Al igual que los libros, los cursos y conferencias también sirven para obtener ideas. La ventaja de los cursos y de las conferencias es que, en algunos de ellos, te llevan de la mano para implementar las ideas de sus contenidos.

De hecho, hace como 5 años que adquirí un curso que se llama Clients on Demand. Este curso me costó $9,000 dólares. Sin embargo, lo que aprendí en este curso sirvió como base para transformar mi agencia de marketing digital para profesionales de la salud.

4. Contrata consultores externos

Otra buena forma de que un productor obtenga ideas es contratando consultores externos. Normalmente los consultores externos son personas que llegan a una empresa a aportar ideas y experiencia. Sin embargo, la diferencia de obtener ideas de esta forma radica en que los consultores externos te hacen planes personalizados. Y eso no puede obtenerse en un libro, ni en un curso.

Los consultores tienden a ser costosos, y ya me he llevado algunas malas experiencias trabajando con algunos. Sin embargo, el consultor correcto puede aportar ideas que realmente transformen tus proyectos.

Conclusión

Conocer tu perfil de emprendedor te ayudará a maximizar tus talentos naturales, para posteriormente buscar la forma de cubrir tus debilidades inteligentemente.

Ya sea que tengas un perfil de alquimista o de productor, las tácticas que te proporcioné aquí te servirán para lograr resultados extraordinarios en tus emprendimientos.

Ahora es tu turno. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.