Cómo Motivar A Los Empleados (Con Dinero y Sin Dinero)

Cómo Motivar a los Empleados

Saber cómo motivar a los empleados es una habilidad importante para los empresarios y los gerentes, porque los empleados son los que producen los resultados de una organización.

Motivar a los empleados no es una tarea sencilla para el 95% de las empresas. Esto es debido a que la mayoría no tiene el presupuesto que gigantes como Google o Apple invierten en contratación y desarrollo de talento.

Pero no todo se trata de dinero cuando se necesita motivar a los empleados.

A continuación, te comparto 12 estrategias que he extraído de los mejores libros negocios y desarrollo de personal. Las he probado personalmente y puedo garantizarte que te funcionarán para motivar a los empleados de cualquier compañía.

1. Contrata empleados nivel A

Steve Jobs sobre los empleados nivel A

«He aprendido a través de los años que, cuando tienes personas efectivas, no tienes que estar detrás de ellos. Al esperar que hagan cosas grandiosas, lograrás que hagan cosas grandiosas. El equipo original de Mac me enseñó que a los empleados nivel A les gusta trabajar juntos, y a ellos no les agrada que toleres trabajo de calidad B». – Steve Jobs

A veces el problema de falta de motivación viene desde la raíz, y los trabajadores simplemente nunca se sienten motivados porque son trabajadores de nivel B, C o D.

Según Steve Jobs, los empleados de nivel A son personas que no necesitan que tú los motives.

Muchas personas creen que contratar empleados de nivel A es muy costoso, y que está fuera de su presupuesto, pero es muchísimo más costoso contratar empleados que no rinden porque siempre carecen de la motivación necesaria para rendir.

En este enlace encontrarás un artículo que escribí con el mejor método que existe para encontrar y contratar empleados de nivel A.

2. Pon el crecimiento de tus empleados como prioridad

Mira. No existe una sola persona que en su sano juicio quiera mantener un trabajo donde le pagan el mínimo, donde además las oportunidades para crecer son escasas, y donde, encima de eso, solo toman ventaja de lo que hace.

Los empleados son los que producen los resultados en una empresa. Por lo tanto, son el activo más valioso que esta tiene.

Y siendo un activo tan valioso, debería ser una de las principales prioridades desarrollarlos y procurar mantenerlos felices.

Tu organización tiene que ser una plataforma enfocada en el crecimiento y bienestar de todos tus empleados. Invierte activamente en entrenamientos para mejorar sus habilidades y conocimiento.

3. Colócalos en un puesto de trabajo que aproveche sus talentos

No todos los empleados tienen las habilidades y talentos para cubrir cualquier puesto de trabajo.

Marcus Buckingham, prominente autor de recursos humanos, dice que los gerentes grandiosos ven a sus empleados como piezas en un tablero de ajedrez.

Cada pieza de ajedrez se mueve diferente, porque tiene habilidades diferentes. El peón solo puede moverse una casilla hacia adelante, el alfil se mueve en diagonales, y la torre se mueve en líneas rectas; y es imposible mover estas piezas fuera de sus límites.

A tus empleados les pasa lo mismo. Hay tareas para las que son extremadamente buenos, mientras que para otras son bastante malos. Y no podrás descubrir el verdadero potencial que tienen hasta que no los pongas a desempeñar actividades que les permitan hacerlo.

El simple hecho de estar en un puesto en donde puedan explotar sus habilidades al máximo podría ser factor suficiente para motivar a tus empleados.

4. Preocúpate por ellos y desarrolla relaciones de confianza

Nunca podrás motivar a los empleados si ellos sienten que su bienestar no te interesa

Nunca podrás motivar a los empleados si ellos sienten que su bienestar no te interesa.

Kim Scott, en su libro Radical Candor, sugiere implementar dos tipos de juntas con tus empleados para desarrollar una relación de confianza con ellos, y para ayudarles a crecer.

  1. Conversaciones de carrera. Estas conversaciones se centran en desarrollar un plan para el futuro laboral de tus empleados, basado en lo que ellos quieren y en sus talentos.
  2. Conversaciones uno-a-uno. Estas conversaciones se enfocan en conocer mejor a tus empleados, para que conozcas más acerca de su vida personal.

Escúchalos, conócelos, y dales la retroalimentación que crees que necesitan para ser mejores en su trabajo y en su vida.

5. Cuida el ambiente y cultura de trabajo

El ambiente que rodea a los empleados en el trabajo es, prácticamente, su vida.

Mira. La mayoría de los empleados pasa al menos el 60% de su «tiempo despierto» en el trabajo.

¡Eso es la mayoría de su tiempo!

Si los trabajadores no disfrutan el ambiente que los rodea, entonces carecerán de motivación para producir resultados.

Según Marcus Buckingham, una responsabilidad importante de los gerentes es la de cuidar y moldear el ambiente de trabajo para que los empleados puedan sentirse conectados a él.

Algo que he hecho en mi empresa ha sido cuidar que cada nueva contratación sea capaz de encajar sin esfuerzo en el estilo e intereses que tienen los demás miembros de la organización. De esa forma, tienen temas de conversación similares, y el nivel de cohesión incrementa.

Eso también significa que a veces hay que despedir a las personas que no encajan con el ambiente y la cultura de trabajo.

6. Cubre los tres factores de la motivación intrínseca

Autonomía, Maestría y Propósito

Daniel H. Pink descubrió y compiló sus importantes hallazgos de motivación laboral en el libro Drive.

Resulta que el dinero deja de ser un motivador una vez que el trabajador puede cubrir sus necesidades económicas más importantes.

Para que el empleado pueda sentirse motivado, deben cubrirse tres factores intrínsecos.

  1. Autonomía. Tener control y decisión sobre las tareas que hace, el tiempo en que las hace, y el equipo con el que las hace.
  2. Maestría. Ser cada vez mejor en lo que hace y que le guste lo que hace.
  3. Propósito. Que lo que hace tenga un significado más grande que el beneficio personal. Trabajar para una causa que valga la pena.

En este sentido, Daniel H. Pink sugiere que procures que tu empleado tenga más libertades, que procures que trabaje en algo que le gusta, y que busques la forma de que tu organización cumpla con un objetivo más grande que el económico.

7. Haz un check-in semanal con ellos

Verne Harnish asegura en su libro Scaling Up que el departamento de analítica humana de Google concluyó que lo que mantiene a los empleados felices y comprometidos es el coaching uno-a-uno.

También el autor Marcus Buckingham y el vicepresidente de CISCO, Ashley Goodall, proponen tener check-ins semanales con los empleados de tu empresa para incrementar su compromiso.

Algo que destacan Buckingham y Goodall es que tus empleados deben sentir que reciben atención humana durante estos check-ins semanales.

La palabra clave aquí es atención humana.

Estas pequeñas juntas pueden durar de 5 a 15 minutos, y en ellas simplemente debes preguntarles cómo se sienten, y qué es lo que puedes hacer para ayudarles a que su trabajo sea menos complicado en la semana.

Todo empleado aprecia mucho este tipo de atención, y recibir este tipo de atención incrementa su motivación.

8. Establece expectativas junto con ellos

Cuando un trabajador sabe exactamente lo que se espera de él, en automático incrementará su desempeño, porque puede enfocarse con menor dificultad y confusión en el cumplimiento de sus metas.

Un empleado que cumple sus metas es un empleado que se siente más contento y motivado.

Reúnete con frecuencia con cada trabajador para que establezcan juntos los objetivos de cada año, trimestre, mes, y de ser posible, de cada semana también.

9. Reconócelos siempre que hagan las cosas bien

«Sorprende a tu personal cuando hagan algo bien». – Ken Blanchard, El Ejecutivo Al Minuto

Desafortunadamente, al empleado promedio le dan retroalimentación únicamente cuando hace algo mal. Esto lo empuja a pensar que su trabajo siempre es malo.

Sigue el consejo del Ejecutivo al Minuto y trata de sorprender a tus trabajadores haciendo algo bien.

No hace falta que te esperes a la evaluación anual para echarle flores a uno de tus trabajadores.

Aprovecha cada oportunidad que se te atraviese para reconocer el trabajo de tu equipo y subirás su motivación por los cielos.

10. Organiza convivencias fuera del trabajo

Las convivencias fuera del horario laboral hacen posible que tus trabajadores convivan entre ellos, incrementando su cohesión dentro del horario laboral.

Cuando tus trabajadores viven experiencias juntos, dejan de percibirse únicamente como colaboradores, y empiezan a percibirse como camaradas. Esto, a su vez, tiene el potencial de incrementar el gusto y la motivación que sienten por acudir a trabajar.

En la empresa de un amigo hacen parrilladas todos los jueves. Todos los trabajadores están siempre invitados.

En mi empresa, que está basada 100% en home office, tenemos un día al mes para conectarnos a comer pizza y a jugar juntos video juegos en línea. Las pizzas siempre corren por cuenta de la empresa.

11. Ofrece incentivos

Otra cosa que puedes implementar es un programa de incentivos o prestaciones especiales para tus trabajadores.

Estos incentivos pueden ofrecerse en base a desempeño, pero también como una ventaja competitiva en el mercado laboral y para motivar a los trabajadores.

Algunas ideas de incentivos y prestaciones que puedes ofrecer son:

  • Bono de puntualidad.
  • Bono de asistencia.
  • Seguro de gastos médicos mayores.
  • Vacaciones extra.
  • Reparto de utilidades superiores a los de la ley.
  • Espacio de estacionamiento privilegiado.
  • Home office.
  • Viáticos.
  • Bonos de despensa.

La creatividad es el límite a la hora de ofrecer incentivos.

12. Sé honesto y transparente

Los trabajadores valoran la honestidad y la transparencia.

Para un trabajador es mucho mejor saber el estado de salud de la empresa para la que trabajan, para así echarle más ganas y aportar su granito de arena.

Si la empresa va a bien, deja que lo sepan. Muchos empresarios y gerentes se abstienen de compartir información financiera de la empresa para evitar que sus trabajadores se pongan «ambiciosos». Pero este pensamiento solo lleva a ser negligente con ellos, y a aniquilar su motivación.

Si la empresa va mal, también deja que lo sepan. De esa forma, les das la oportunidad de ayudarte a dar su máximo esfuerzo para sacar el barco a flote.

Jack Stack dice en The Great Game of Business que:

«La única forma de establecer credibilidad (con tus trabajadores) es diciendo la verdad. No puedes operar una empresa a menos que las personas crean en ti y en los demás. (…) Mentir y ser deshonesto es una mala estrategia de negocios».

Frase de Jack Stack

Conclusión

Ahora ya sabes cómo motivar a los empleados de tu empresa o compañía.

Estas técnicas te servirán para que tus trabajadores se pongan la camiseta de tu organización y den el máximo por ella.

No es necesario implementar todas las técnicas aquí mencionadas, pero mientras más implementes, más motivación desplegará tu equipo.

¿Qué estrategias para motivar a los empleados has utilizado tú?

Un comentario

  1. Esto incluye no solo mejores computadoras (por favor, dales mejores computadoras), sino tambien entrenamiento. Muchos lideres subestiman la importancia de destinar tiempo para capacitarlos y resolver las dudas de sus empleados. ?No asumas que ya lo saben todo! Pasa tiempo con ellos para revisar los proyectos, establecer los objetivos y definir que herramientas necesitan para alcanzarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.